AUGUSTO MUSTAFÁ: EMPRENDEDOR A TODO COLOR

Con su caminar relajado y despreocupado. Mucho color en su ropa que llaman la atención y el celular siempre en la mano. Podría pasar como cualquier joven de 26 años caminando por la calle. Sin embargo, estamos en la presencia de un gran emprendedor argentino.


Se llama Augusto Mustafá, Tito para sus amigos, que con tan sólo 20 años creó su propia marca de indumentaria que revolucionó a la industria local. En boca de todos los adolescentes del país, Elepants pisa fuerte en Argentina.


Compartió su infancia con 6 hermanas mujeres y creció más relacionado con la moda que con los autos. A pesar de ser rugbier e interés por la actuación, estudió Publicidad. En un viaje a Estados Unidos le “llamó la atención cómo la gente se viste de distintas maneras y nadie le dice nada. Empecé a comprar pijamas cuadriculados, con dibujos, de todos los diseños. Y salí así a la calle.”


Gracias a todas las críticas y burlas que recibió, decidió que toda la gente se vista de esta manera. Y así nació Elepants. “Estaba trabajando en la empresa familiar y no estaba del todo cómodo. Y surgió la posibilidad de empezar mi propio emprendimiento”, relató Augusto.


Y una vez que empezó, no pudo dejar. Al año, se sumó Fermín Laborde, su actual socio y empezamos a trazar un camino diferente. Augusto le escribió por Facebook, porque quería agregar productos a Elepants y uno de ellos, eran las alpargatas, emprendimiento de Fermín.


Se reunieron, empezaron a charlar y se dieron cuenta que tenían muchas cosas en común. “No nos conocíamos absolutamente nada. Pusimos nuestros sueños en común y nos logramos asociar”, explicó Mustafá. Se dividieron las tareas: Augusto con Marketing, Producto y Diseño. Y Fermín con Administración, Planificación y Finanzas.


El equipo Elepants está conformado por más de 60 empleados con un promedio de 27 años, donde los after y asados nunca faltan. Trabajan muy en conjunto muchas horas. “Más en estos momentos, que estamos desarrollando cuatro temporadas en solo tres meses. Nos estamos acomodando a la industria”, comentó Mustafá.


Cada empleado “aporta su granito de arena en la marca que va dando un paso”, resumió Augusto. Tiene una visión muy positiva de todos los obstáculos que fueron atravesando. “Los mini inconvenientes nos fortalecieron mucho más. Cada uno de esos momentos, nos sirvió para hoy lograr lo que estamos logrando”, destacó el jóven emprendedor.


Y continuó: “Confiamos mucho en la persona que tenemos al lado y en las decisiones que toma el otro. Todos acompañamos esa decisión y tratamos de que salga lo mejor posible. Cada uno de los empleados que venían de empresas nada que ver con indumentaria, con sus procesos, organización y roles importantes. Nos trajeron un montón de aprendizaje que pudimos incorporar”.

Para resumir el camino que está atravesando, recomienda hacer lo que te gusta y trabajar para ello con tiempo, esfuerzo y ganas. Y así, todo se va dando con el tiempo. Destacó que “lo importante es detectar lo que te gusta y focalizarse en eso”.


6 vistas